Una TV educativa que incluya al adulto mayor

Publicado: noviembre 3, 2010 en Opinión, Uncategorized

 Por Ingrid Díaz. Profesora de Lenguaje. Magister© en Comunicación y Educación.

Buscando las principales razones de insatisfacción de los usuarios frente a la televisión abierta, encontré un estudio interesantísimo de CNTV (2007), que expone la diversidad de opiniones que configura la audiencia. Dentro de ellas destaca: “Falta de programación cultural. El canal estatal debería preocuparse de tener un canal exclusivamente para dar programas culturales, científicos, como uno lo ve en el cable(…) hay programas excelentes, pero los días domingos… los dan en una hora que no los ve nadie”. (Perfil de la cita: Hombre, adulto mayor C2).

Según esta investigación, la opinión pertenece a una persona que compone, la no despreciable, cifra del 12% actual de nuestra población, situación preocupante considerando que el envejecimiento en los próximos diez años alcanzará casi el doble del actual.

Frente a este panorama, la importancia radica en el posicionamiento de sistemas inclusivos, que eduquen a la comunidad de manera transversal: ese es el desafío. Es así como, los adultos mayores, además de lidiar con la brecha digital existente, deben asumir una brecha generacional. Distancia que produce la desconexión en cuanto a estrategias comunicativas intergeneracionales y la escasa sintonía al momento de educar.

Sin duda, la televisión debe ser una red de comunicación -educativa, cultural y científica- para la coproducción, difusión e intercambio de contenidos audiovisuales y multimedia dentro del marco de la sociedad chilena. Además, debe ofrecer una alternativa de enseñanza distinta de la tradicional, de lo que permite quebrar la rutina y motivar al estudiante. Debe proporcionar a los alumnos una experiencia común sobre la cual discutir. Debe ser mediadora entre el saber y el conocer (ámbito experencial). Entonces ¿Podemos construir la televisión ideal que cumpla todas estas características?

 Todo programa de televisión puede ser educativo en la medida en que se incorpore, conscientemente y con las funciones didácticas que se le asigne, a un diseño curricular concreto. 

La influencia de la red en el uso de medios de comunicación, en la sociabilidad y en las percepciones de empoderamiento ciudadano, va de la mano con el paulatino, pero inexorable envejecimiento de la población de Chile y América Latina; por ello, es que debe existir la creación de dispositivos para generar espacios socio-educativos de encuentro de los sujetos que transitan la tercera edad consigo mismos, con los otros, con nuevos saberes y perspectivas diferentes ante la vida. Nuestra propuesta es crear Televisión Educativa que contemple las necesidades del público actual -niños, jóvenes, adultos y adultos mayores- y así, de modo imprescindible, fomentar la educación continua que estimule la participación activa del universo que compone la audiencia, en especial al, a veces olvidado adulto mayor; en el mundo de la televisión, Internet y las redes que de aquí se desprenden.                                                                      

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s