Los locos bajitos incorporados en la TV educativa o un canal que promocione derechos de niñ@s y adolescentes.

Publicado: diciembre 23, 2010 en Opinión, Uncategorized

Por María Laura Berner Labbé. Trabajadora Social Pontificia Universidad Católica.

Cuando pensamos en la diversidad de usuarios que tendrán acceso a la nueva televisión digital, es difícil olvidar a quienes hoy componen casi un tercio de la población nacional; los niños, niñas y adolescentes de nuestro país, aquellos que hoy son considerados también sujetos de derechos y sujetos de consumo frente a la televisión y sus componentes; programas, publicidad, entre otros.

Considerando que hoy, a veinte años de la ratificación por parte de nuestro país de la Convención Internacional de los Derechos de niños, niñas y adolescentes (CIDN), y lo que aquello implica; obligaciones por parte del Estado para asegurar que estos derechos estén garantizados para todos los menores de dieciocho años, es cuando nace la pregunta respecto a cómo se puede promover el ejercicio de algunos de estos derechos, en especial aquellos que dicen relación con el derecho de nuestra infancia a formarse un juicio propio y a expresar su opinión en forma libre a través de diversas fuentes, entre esas, los medios de comunicación.

Una posible respuesta a esta interrogante es la que abre como posibilidad la existencia de un canal de televisión con contenidos cien por ciento educativos, donde se configure un acceso informativo que permita a los niños pasar de ser meros receptores de mensajes, y/o meros sujetos de consumo a ser verdaderos sujetos de derechos, por qué, simplemente porque tal como señala el artículo 17 de la CIDN, los Estados que han incorporado este instrumento jurídico “reconocen la importancia de los medios de comunicación y velarán porque el niño(a) tenga acceso a información y material procedentes de diversas fuentes nacionales e internacionales, así como que dicho material tenga por finalidad promover el bienestar social, espiritual, moral y su salud física y mental” . En este sentido el canal educativo que proponemos se plantea desde la emisión de contenidos educativos, sociales y culturales tanto de producción nacional como internacional favoreciendo con esto el desarrollo de lo planteado por los incisos a y b del mismo artículo precedente que explicitan la necesidad de difusión de material que sea de interés para el niño y niña y que para ello se disponga de un intercambio y cooperación entre producciones nacionales e internacionales en este ámbito.

Por otra parte, el canal que como movimiento planteamos se constituiría a partir de la consideración de la diversidad cultural y social existente en nuestro país, por tanto se entiende como un canal inclusivo de, por ejemplo, las diferencias étnicas existentes, y también abierto al aprendizaje de niños, niñas y adolescentes con alguna discapacidad o capacidades diferentes, así como también respetuoso de las creencias, valores y principios que éstos tengan. De lo anterior se desprende que un canal con contenidos educativos, que se rija bajo estos parámetros, puede fortalecer lo explicitado por el inciso d del artículo 17 de la convención, el cual alienta a que los medios de comunicación tengan en cuenta particularmente las necesidades lingüísticas de los niños y niñas pertenecientes a grupos minoritarios.

En otro ámbito, en cuanto a las posibilidades que hoy nos ofrece la televisión digital, se destacan las herramientas de interactividad que permite, elemento que puede ser beneficioso no sólo para el uso de las novedosas aplicaciones del sistema, sino que además para el ejercicio real de una ciudadanía digital que comience a desarrollarse en la infancia, es importante en este sentido, recoger lo que expone el articulo número 13 de la convención, el cual como afirmamos en el primer párrafo se orienta al derecho a la libre expresión de los niños y niñas y con ello a la “libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de todo tipo” , al respecto, las herramientas de interactividad permitirían en un eventual canal educativo en Chile la apropiación critica de los contenidos y una retroalimentación a partir de los contenidos que pueden ser generados desde los mismos infantes, sobretodo considerando el mayor acceso que hoy tienen a recursos tecnológicos ya sea en sus hogares y/o escuelas.

Finalmente, el canal educativo que proponemos incluiría programación para los diferentes grupos etareos, y entre estos, para las diferentes etapas del desarrollo existentes en la niñez, con lo cual se pretende no sólo entregar información que posibilite el aprendizaje constante durante la infancia sino que también, la promoción del pensamiento crítico y la generación del juicio propio, algo que también se plantea en el articulo número 12 de la convención internacional de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, referido a “ la libertad de expresión y a la formación del juicio teniendo en cuenta la edad y madurez del infante”. De esta forma tanto como ser un canal educativo emisor de conocimiento, se posiciona como un canal educativo que promueve la reciprocidad en la información y el fomento al ejercicio de una ciudadanía estimulada desde los primeros años de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s