Si la TV emite contenidos culturales y de calidad, la gente se acostumbrará a ello

Publicado: octubre 24, 2011 en Opinión

felipe-tapiaPor Felipe Tapia. Licenciado en Letras, Magister en Comunicación y Educación

No cabe duda de que en Chile va a sufrir importantes transformaciones a nivel educacional durante estos años. No solo en materia de políticas educativas, sino en lo que respecta a las mismas bases de la educación. Pero no se engañe: si se lograra estatizar la educación, no será ni por asomo garantía de que la calidad de la educación mejorará. Ni siquiera mejorando los sueldos de los profesores e inyectando más recursos en todos los estamentos. Bueno, puede que un poco sí. Pero no se crea que la cosa es mágica. Hay que mejorar los otros espacios de formación. ¿Cuáles?

La educación como actualmente se concibe es el proceso por el cual un individuo se va formando. Un individuo en construcción permanente, cuya formación no se detiene ni a los 18 ni a los 50 años. Y gran parte de la educación tiene lugar en los espacios no formales, fuera del aula. Es lo que llamamos educación no formal. Y sorpresa, también debe ser replanteada y mejorada. Lo que pasa en nuestra casa, las malas y buenas experiencias que tenemos, los lugares que visitamos, la comida que ingerimos de pequeños, e incluso los programas de Tv que vemos, contribuye a nuestro proceso de educación. Saque la cuenta y dígame el número de horas de educación formal vs. El de educación informal que recibimos.

La educación es un fenómeno multicausal, y a largo plazo. Hay que trabajar para mejorar todas estas causas, no solo una. Apoyo totalmente al movimiento estudiantil, pero creo firmemente que urge un cambio no solo en la educación formal que recibimos. Y será un cambio mucho más difícil de lograr que el de la educación en aula, porque no reside en un terreno de legislación, sino cultural. Pero podemos partir de a poco.

Tomemos como ejemplo la televisión. Sería ideal que los padres pasaran más tiempo con sus hijos, que se fomente la lectura, y que no pasásemos tanto tiempo frente a la televisión. Pero asumamos solo por un momento que la tele no es tan mala como se nos pinta. Que los contenidos pueden ser mejores y que podemos reducir las horas frente a la caja boba. Tan solo pensemos en una solución menos drástica que apagar la tele.

Reza un dicho que los pueblos tienen a los gobernantes que se merecen. De la misma manera, hay quienes dicen que la comunidad tiene los programas de televisión que merece.  Y lamentablemente esta máxima ha sido esgrimida para justificar la ausencia total de programación educativa o de calidad en la Tv abierta. Años de televisión basura han terminado por convencernos de que todo intento por instalar una televisión con mejores contenidos está destinado al fracaso, y de que la razón por la que impera la televisión de farándula, es porque es lo que la gente exige. ¿Y si fuese al revés? ¿Y si fue el adoctrinamiento a cuentagotas, lentito, lo que no s programó culturalmente para que así sea? ¿Será posible entonces revertir este proceso, con la misma técnica?

Un buen ejemplo sería la BBC en Inglaterra. La posibilidad de tener varios programas con documentales y temas más interesantes durante años permitió que la gente se acostumbrara a cierto nivel de calidad en los contenidos. Y sorpresa, la televisión de farándula tiene poco y nada de éxito que la programación de la BBC. ¿Acaso los ingleses son genéticamente superiores a nosotros? No, la única diferencia es que allá desde un principio se pensó a largo plazo.  Se enseñó a la gente a ver televisión. No se limitaron a transmitir programación cultural y esperar a que la gente la prefiera a los contenidos faranduleros para luego culpar a los espectadores por sus preferencias.  El mismo proceso que hemos sufrido nosotros, los ingleses lo sufrieron a la inversa. El resultado, varios canales con programación cultural que tiene muy buena acogida no por la elite intelectual, sino por el ciudadano común y corriente.

Resulta lógico que si mejoras la parrilla programática automáticamente la gente quiera y necesite mejores opciones. ¿Cuántas veces cualquiera de nosotros hemos acabado viendo cualquier estupidez en la tele, solo porque no había nada mejor que ver?

Durante años nos acostumbraron a la basura. Podemos desacostumbrarnos. Pero esta mejora requerirá de tiempo. Costará cambiar la programación que nos hicieron. No digo que sea obligatorio ver televisión, pero solo imagínense que un medio tan masivo y transversal pudiese entregar mejores mensajes a la ciudadanía. Solo imagíneselo. Ahora pongámoslo en práctica. Pero a largo plazo.

Por Felipe Tapia.

Anuncios
comentarios
  1. Maria Sch dice:

    Estoy de acuerdo con el articulo creo que si la television ofreciera programación mas variada incluyendo lo cultural tendría mejor aceptación, canales como hbo y otros mas ahan cambiado sus programación ofreciendo contenido de todo tipo como Hbo programacion que es muy interesante y variado y satisface el gusto de todo el publico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s